Virtualización de servidores directa

Instrucciones de virtualización compilados dentro del núcleo

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente todos los demás servidores virtuales se fundamenta en la propia tecnología de virtualización. Mediante KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en la máquina anfitriona – en cambio las instrucciones del software necesarias se están elaborando como parte del sistema operativo del servidor anfitrión. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware con el fin de usar módulos extra y a su vez hace los mismos recursos disponibles para las máquinas virtuales. La eliminación de un tal nivel de comunicación entre otras cosas, acelera los valores de timeout de entrada y salida, haciendo que su VPS corra realmente más rápido.
Virtualización de servidores directa

Una utilización de los recursos mucho más eficiente

Asignaciones de servidor a su plena disposición

Con la eliminación de la sobrecarga que equivale a la presencia de una capa de virtualización complementaria a través del cual va todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los KVM VPS podrían obtener los beneficios de un algoritmo de explotar los recursos del servidor considerablemente mejor. Los directrices de la virtualización KVM se integran directamente en el kernel del sistema operacional del host físico, lo que significa que el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor en forma directa. Esta redundancia en la comunicación reducida da lugar a más alto nivel de prestaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Una utilización de los recursos mucho más eficiente

Un sistema operacional que considere conveniente

Tenga el SO que elija

Por medio del Servidor Privado Virtual, será posible disfrutar de una autonomía completa del servidor maestro por punto de vista del sistema operativo. Los programas de virtualización KVM garantizan que los intermediarios se eliminan completamente de la comunicación entre las máquinas guest y el el host físico, sin la necesidad de pasar por una capa de virtualización separada. De esta forma, con la imagen ISO apropiada, será muy fácil cargar cada SO ejecutable en el servidor particular – desde la distribución de Linux poco conocida e llegando a las últimas versiones de Windows Server.
Un sistema operacional que considere conveniente
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL